DESAHUCIO EXPRESS

DESAHUCIO EXPRESS – IMPAGO DE RENTAS

Slider

RECLAMACIÓN DE RENTAS A INQUILINOS MOROSOS

Denominamos desahucio al acto y la consecuencia de expulsar a un arrendatario o a un inquilino a través de un procedimiento legal, con el fin de recuperar el inmueble entregado en arrendamiento por el arrendador. Un juicio de desahucio, por lo tanto, tiene la finalidad de impedir que un individuo siga haciendo uso del bien que alquila, alegando un incumplimiento del contrato, ya sea por falta de pago de la renta o de cantidades asimiladas a la misma, bien por finalización del plazo de duración del contrato de arrendamiento, o por cualquier otra causa de resolución que se establezca en la Ley o en las condiciones contractuales.

El procedimiento de desahucio viene determinado por las normas que rigen un Juicio Verbal.

El Juicio Verbal es un procedimiento pensado para dar solución, ante el Juez, a una serie de casos que, bien por el contenido sobre el que tratan, bien por la cantidad que se reclama, requieren un procedimiento civil ágil y sin demasiados formalismos.

Cómo funciona un procedimiento de desahucio y reclamación de rentas

1. Demanda de Desahucio y Reclamación de rentas

Para poder dar comienzo a un procedimiento de Desahucio, lo primero de todo es presentar al Juzgado una Demanda de Desahucio y reclamación de rentas donde irán detallados todos los aspectos y datos referentes a la vivienda ocupada y, por supuesto, a la/las personas que residan en ella.

En esta Demanda de Desahucio y reclamación de cantidades también irán detalladas las cantidades impagadas referentes tanto a las rentas como a los gastos que así determine el contrato de alquiler que corren a cuenta del arrendatario, como pueden ser gastos de luz, agua, gas, etc.

Una vez presentada la demanda el juzgado abre el procedimiento y fija una fecha para el juicio y otra para la entrada a la vivienda ocupada. Además, le ofrece tres días al inquilino para exponga si va a recurrir a un abogado y procurador de oficio, para evitar retrasos en el procedimiento, si decide designación del turno de oficio con posterioridad.

El siguiente paso es que el Juzgado notifica la Demanda al inquilino y le confiere el plazo de 10 días hábiles (sin contar fines de semana ni festivos) para que comunique al Juzgado si se opone a lo expuesto en la Demanda de Desahucio presentada.

Si el inquilino no se pronuncia a la notificación del Juzgado, este dará por finalizado el procedimiento y sé procederá al lanzamiento de la vivienda en la fecha que el Juzgado haya señalado.

2. Sentencia

En el caso de que el inquilino se opusiera a la Demanda de Desahucio, se celebrará el juicio, en la fecha señalada por el juzgado, y si la Sentencia, que dicte el Juzgado, desestima la oposición del inquilino, éste deberá abandonar la vivienda en la fecha que el Juzgado señaló para el lanzamiento cuando se le notificó la Demanda.

– La ley dice que la fecha de entrega de la posesión de la vivienda deber ser dentro de los 30 días siguientes al juicio.-

Documentación necesaria

  • Fotocopia escritura de adquisición del piso o inmueble alquilado.
  • Original del contrato de arrendamiento (y de sus prorrogas si constan por escrito).
  • Original del recibo de contribución (ibi) del piso o inmueble (basta recibo bancario).
  • Recibos originales de gastos atendidos por el arrendador y acreditación mediante original del pago por el arrendador.
  • Es conveniente otorgar ante notario poderes para pleitos a favor del procurador que va a intervenir en el procedimiento, ya que ello permite la admisión inmediata de la demanda sin necesidad de que el cliente acuda al juzgado con los retrasos que ello conlleva. (Merece la pena gastarse 35 o 40 euros y que la demanda vaya más rápido).
  • Es conveniente documento original donde conste el movimiento de saldos de la cuenta donde ingresa el inquilino la renta si se paga el alquiler por banco.
  • Si se ha enviado un burofax o una carta o se le ha entregado en mano alguna notificación al inquilino original que documente esa comunicación.

DESAHUCIO POR IMPAGO DE RENTAS

Juicio verbal de reclamación de cantidad por impago de rentas y cantidades asimiladas; y Desahucio

Para entender en que consiste un procedimiento de Desahucio por impago de rentas, primero debemos saber en que se fundamenta un Juicio Verbal de reclamación de cantidad por impago de rentas, terminología judicial para describir el procedimiento de Desahucio por impago de rentas.

Debemos tener presente que por Juicio Verbal se deciden las demandas que versan sobre la reclamación de cantidades por impago de rentas y cantidades asimiladas. Simplificando, el impago de las cantidades pactadas en contrato de arrendamiento, y también en el plazo de expiración del mismo, pretendan que el propietario del inmueble recupere su posesión «DESAHUCIO» Art. 250.1.1 de la Ley 1/2000, de 7 enero, de Enjuiciamiento Civil (LEC).

Recurrimos al proceso de desahucio cuando el contrato de arrendamiento ha sido incumplido por el inquilino, ya bien sea por el impago de las rentas pactadas en el contrato de arrendamiento, por el impago de cantidades referidas y pactadas por contrato, o por la expiración del plazo de alquiler, pactado en el contrato de arrendamiento.

¿En que consiste el procedimiento de Desahucio?

Primero presentamos una Demanda de Desahucio solicitando la expulsión o lanzamiento del inquilino de la vivienda, principalmente, por incumplimiento del contrato, además de la condena al mismo por el pago de las cantidades adeudadas conforme lo expuesto en el contrato de alquiler.

No olvidemos que también podemos reclamar facturas pendientes de pago, como luz, agua, gas, etc.

¿Cómo funciona el procedimiento de desahucio?

Primero debemos tener en cuenta que el Desahucio como tal se procede a través de las normas y directrices que conlleva un Juicio Verbal, procedimiento civil rápido.

Una vez presentada la Demanda de Desahucio el Juzgado correspondiente abre un procedimiento y dicta una resolución sobre esa Demanda, donde anuncia la fecha para el juicio y la fecha para que el arrendador pueda entrar es su inmueble.

En esa misma resolución, el Juzgado le ofrece al inquilino tres días para que solicite un abogado y procurador de oficio para su defensa.

Cuando se presenta la Demanda en el Juzgado también notifica, dicha demanda, al inquilino y le informa que dispone de 10 días hábiles (no cuentan los fines de semana ni los días festivos) para oponerse a la demanda y presentar sus razones por lo que no cabe lanzamiento.

Si en esos 10 días el inquilino no responde a la demanda y no hace nada, el Juzgado dará por finalizado el procedimiento de Desahucio y se hará efectiva la entrega de la vivienda a su propietario, intentando siempre que se respete la fecha de posesión del inmueble.

En el caso de que el inquilino se oponga a la demanda y presente su escrito de oposición, el Juicio se celebra en la fecha señalada en la resolución.

Una vez celebrado el Juicio, el Juez dicta Sentencia, si en ella el Juzgado desestima la oposición del inquilino, este deberá abandonar la vivienda antes de la fecha que se haya señalado para el lanzamiento.

Después de todo el proceso, si el inquilino no paga, de forma voluntaria, las cantidades que adeuda al propietario de la vivienda por las rentas de alquiler y facturas reclamadas, será necesario poner una nueva demanda de ejecución forzosa.