ACEPTACIÓN DE HERENCIAS

Abogados especialistas en aceptación de herencias y sucesiones

La aceptación de la herencia es el acto mediante el cual el heredero acepta de forma voluntaria y de manera directa la posición del difunto, convirtiéndose así, en términos jurídicos, como CAUSANTE EN EL DERECHO DE SUCESIONES, siendo este el paso previo para la adquisición de los bienes del fallecido.

Hay que tener en cuenta que para poder aceptar la herencia es necesario tener la capacidad jurídica y de obrar, y que podrá ser suplida en aquellos supuestos en los que el heredero tenga limitadas sus capacidades.

La aceptación de la herencia se realiza sobre la totalidad de la herencia y no sólo sobre una parte. De esta forma se puede llevar a cabo de manera expresa, ya sea mendiante la aceptación pura y simple, o de aceptación a beneficio del inventario. Da igual de que manera se realice el trámite, que en ambos casos se llevará a cabo ante Notario y mediante Escritura Pública.

La aceptación pura y simple significa que, al aceptar la herencia, el supuesto heredero no sólo recibe los bienes de la herencia, si no también las deudas de la misma, debiendo de responder a ellas incluso con su propio patrimonio. Sin embargo, la aceptación o beneficio de inventario implica que las deudas y cargas de la herencia tendrán como límite los propios bienes de la misma sin llegar a afectar al patrimonio del heredero.

En los supuestos en los que se haya omitido bienes del causante, será posible aceptarlos posteriormente por los herederos mendiante adición a la herencia.


IMPUESTOS DE LA HERENCIA

En el derecho de sucesiones de la Comunitat Valenciana la aceptación y posterior adjudicación de los bienes de la herencia supone la obligación de liquidar el Impuesto de Sucesiones dentro del plazo de 6 meses, contados desde el fallecimiento, siendo posible solicitar una prórroga por otros 6 meses más, dentro de los 5 primeros meses del plazo de presentación, aunque ello supondrá la obligación de pagar intereses o computar desde la fecha límite. La prórroga se entenderá concedida si, una vez solicitada, transcurre un mes sin recibir contestación.


DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Para poder tramitar la aceptación de la herencia será necesario disponer del certificado de defunción del difunto, el certificado de actos de última voluntad y el original o la copia autorizada del testamento. Pero si el causante no otorgó testamento y se hubiera procedido a la declación de herederos, los tres docuementos anteriormente mencionados, se sustituirán por el acta de notoriedad o el Auto judicial en los supuestos que proceda.

También será necesario elaborar un inventario de bienes de la herencia, siendo además consejable disponer de las escrituras de propiedad de los bienes inmueble del finado, el certificado de posiciones bancarias a la fecha de la defunción, así como el certificado de préstamos bancarios y cualquier otro documento relativo a bienes susceptibles de ser incluídos en la herencia.


SERVICIOS RELACIONADOS: