JUICIO JURADO

El Juicio Jurado fue introducido en el ordenamiento jurídico en el año 1995 en cumplimiento de lo dispuesto en el art. 125 de la Constitución Española de 1978, por el que se dispone que los ciudadanos podrán ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia mediante la institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine, así como en los Tribunales consuetudinarios y tradicionales.

El Art. 1.1 de Ley Orgánica 5/1995, de 22 de mayo, del Tribunal del Jurado, dispone que el Tribunal del Jurado, como institución para la participación de los ciudadanos en al Administración de Justicia, tendrá competencia para el enjuiciamiento de los delitos atribuidos a su conocimiento y falloi por esta u otra ley respecto de los contenidos en las siguientes rúbricas:

  • Delitos contra las personas
  • Delitos cometidos por los funcionarios públicos en el ejercicio de sus cargos.
  • Delitos contra el honor
  • Delitos contra la libertad y la seguridad

Así mismo, el apartado 2 del art. 1 de la citada Ley, dispone que dentro del ámbito de enjuiciamiento previsto en el apartado anterior, el Tribunal del Jurado será competente para el conocimiento y fallo de las causas por los delitos tipificados en los siguientes preceptos del Código Penal:

  • Del homicidio (artículos 138 a 140).
  • De las amenazas (artículo 169.1.º).
  • De la omisión del deber de socorro (artículos 195 y 196).
  • Del allanamiento de morada (artículos 202 y 204).
  • De la infidelidad en la custodia de documentos (artículos 413 a 415).
  • Del cohecho (artículos 419 a 426).
  • Del tráfico de influencias (artículos 428 a 430).
  • De la malversación de caudales públicos (artículos 432 a 434).
  • De los fraudes y exacciones ilegales (artículos 436 a 438)
  • De las negociaciones prohibidas a funcionarios (artículos 439 y 440).
  • De la infidelidad en la custodia de presos (artículo 471).

El Juicio del Jurado se celebrará sólo en el ámbito de la Audiencia Provincial y, en su caso, de los Tribunales que correspondan por razón del aforamiento del acusado. En todo caso quedan excluidos de la competencia del Jurado los delitos cuyo enjuciamiento venga atribuido a la Audiencia Nacional y aquellos cuya comptencia haya sido asumida por la Fiscalía Europea.

El Tribunal del Jurado se compone de 9 jurados, con 2 suplentes, y un Magistrado de la Audiencia Provincial, que lo presidirá, a no ser que el juicio del Jurado deba ser en ámbito del Tribunal Supremo o de un Tribunal Superior de Justicia, entonces el Magistrado-Presidente del Tribunal del Jurado será un Magistrado de la Sala de lo Penal de Tribunal Supremo o de la Sala de lo Civil o Penal del Tribunal Superior de Justicia, respectivamente.

El desempeño de la función de jurado es un deber inexcusable de carácter público y personal, y que sólo puede evitarse por las causas tasadas previstas en la ley (excusas, incompatibilidades o prohibiciones).

La función esencial del Jurado tras la celebración del correspondientes juicio es la de emitir el veredicto, en el que decidirá sobre la inocencia o culpabilidad del acusado, correspondiendo en este segundo caso al Magistrado Presidente redactar la sentencia y determinar la pena concreta a imponer.